Archivo de la etiqueta: Madrid

e1000: color, omnipresencia, y mucho más

Hay muchas cosas que se pueden decir de e1000, y por tanto cómo no investigar sobre él por Internet, parándose en Escrito en la Pared, Street Art MadridArte en la Calle, Madrid Street Art Project, Vandal Voyeur, etc.

De aprovechar tuberías, ventanas y diferentes elementos de las calles para formar caras; rejas donde aprovecha las formas para escribir su nombre; vallas de aparcamientos donde aprovecha para hacer un degradado con sus colores de marca; soles postimpresionistas; colaboraciones con NEKO, AK Dwg, Gaucholadri… you name it. Me llama mucho la atención la abundancia de su producción, su clara evolución, y su ubicuidad.

El sitio adecuado para el arte urbano es la calle, así que fijaos por la calle. Madrid (Madrid a mares), pero también Pontevedra, Ljubliana, Granada… Y lo que nos quedará por ver.

Mientras tanto, unas fotos de la reciente exposición para VAVA Gallery.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Borondo – Con fecha de caducidad

Borondo pasó ayer por la tarde por la calle Fuencarral.

Y hoy ya no estará

IMG_2959 copia

IMG_2964 copia

IMG_2970

IMG_2981 copia

IMG_2982 copia

IMG_2986 copia

IMG_2997

IMG_3004 copia

IMG_3013 copia

IMG_3033 copia

IMG_3043

Para saber más:

Borondo

Escrito en la Pared

Madrid Street Art Project

Street Art Madrid

Madrid Street Art

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Calle Velarde (e1000, Borondo y un patito de goma)

Esta mañana he salido cámara en mano a dar una vueltica por Malasaña, que hacía algo de tiempo desde la última vez que pasaba por ahí de día. Y estas casualidades de la vida, uno se encuentra con cosas interesantes: figuración, abstracción y absurdo en 50 metros.

Un patito de goma

Patito de goma

Patito de goma

 

e1000

IMG_2864

IMG_2867

IMG_2877

IMG_2878

IMG_2887 copia

IMG_2888 copia

IMG_2890 copia

IMG_2893 copia

 

 

Borondo

IMG_2881 copia

IMG_2884 copia

 

 

Por supuesto, para información sobre e1000 y Borondo qué mejor que acudir a Escrito en la Pared.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Evolución de un muro (Sue en Malasaña)

En los últimos días he ido mucho por Malasaña (¡Ala! ¡Sorpresón!). Vamos, he ido más de lo normal por allí, cuestión de vacaciones y tal. El caso es que en la calle de San Andrés casi esquina con San Vicente Ferrer hay un muro donde aparecieron dos círculos negros ‘misteriosos’. Vamos, obra del muy conceptual SUE, habitual del arte urbano madrileño  (que por cierto se han colado en las cortinillas del número 7 de Síneris).

 

DSCF1021 copia

Unos días más tarde

Sue1

Y eso de ‘Belleza’, a todo esto, es de Mónica.

A los pocos días, misma esquina, algunas coloridas incorporaciones.

Sue2

Y hoy, misma esquina, algunas incorporaciones, supongo que no muy deseadas por Sue y Mónica. Pero cosas que pasan en la calle, ¿no?:

Sue3

 

Entre muchas otras, una de las razones por las que me gusta el arte urbano es por el cambio constante en la misma ciudad, los detalles que van cambiando. La inmutabilidad del edificio y del muro, enfrentado al cambio constante de esas pequeñas apropiaciones. Pero apropiaciones que hacen que algunos vayamos por la calle pendientes de paredes, portales, farolas, verjas (E1000 ha causado mucho daño por eso 😛 )… you name it. Y vaya, que es una gran manera de ir por la ciudad.

Evidentemente, para el arte urbano no puedo dejar de recomendar el blog de Guillermo de la Madrid, Escrito en la Pared, y los safaris urbanos que organiza dentro del Madrid Street Art Project.

 

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

Prefiero Ciento Volando

Prefiero Ciento Volando (www.prefierocientovolando.es/) es un proyecto fotográfico “que pretende enlazar miradas, interrelacionar pestañeos y mover cortinas”, según las palabras de la autora. Y la descripción del proyecto es la siguiente:

Uno hace fotos, pero ya no las imprime en papel. Las almacena en discos duros, en el hiperespacio o en redes sociales. ¿Se comparte verdaderamente a través de estos medios? ¿es ésta un forma para evitar el olvido? Quizá sí, por eso este proyecto pretende que mis fotos recobren la materialidad.

Quiero ir un poco más allá. Intentar que la gente participe en el intercambio de miradas, que lo que uno ve sea visto por otros, que lo que uno ve se descontextualice de su espacio y ocupe otros nuevos, que se georeferencien formando una red, un sistema. Parejas de 3. 

¿Y por qué cuento todo esto? Porque este sábado 12 de noviembre, y hasta el 11 de diciembre, se podrá disfrutar de una exposición de Prefiero Ciento Volando en la Sala Nudo Teatro (C/ La Palma 18, Madrid). Y como aparece la batcueva en el 16:45 del vídeo a continuación, y estas cosas de promocionar cosas de colegas, pues allá va.

Share on Facebook

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

15-M: la muerte de la (palabra) izquierda (Juanlu Sánchez, en Escolar.net)

El 15-M se resiste a definirse como un movimiento de izquierdas. No hay pancarta que la nombre, no hay cántico que la reclame, no hay comunicado que la mencione: la palabra ‘izquierda’ ha sido descatalogada del manual de cultura política que este movimiento multicéfalo propone para el futuro.

El grupo de trabajo de Economía de Sol trabaja sobre 22 propuestas entre las que se incluyen la tasación de transacciones financieras, la banca pública, el aumento del salario mínimo, el rechazo a la reforma de las pensiones, el 0,7% para Cooperación o políticas económicas de género. En Salud reclaman sanidad pública universal, en Educación cuestionan el papel de los colegios concertados. Aunque hay grupos de trabajo minoritarios con otro tipo de mensajes de inspiración más anarquista o “autónoma”, las iniciativas de los más numerosos podrían encontrar su fundamento en la política de lo que hasta ahora se ha llamado izquierda. Pero preguntas y te dicen: no, no somos un movimiento de izquierdas.

En el manifiesto de Democracia Real Ya se hace referencia a “la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar” garantizados por un gobierno que “debe ser del pueblo”, a la vez que se critica el bipartidismo “PPSOE” como fuente de muchos de los problemas sociopolíticos.

Y, sin embargo, Democracia Real Ya comentaba ayer en twitter que “entrar en derechas o izquierdas es un debate semántico. Mientras que el marketing político lo paguen los bancos no habrá ni una ni otra”, por lo que “estamos buscando algo diferente porque lo que hemos visto hasta ahora, no ha funcionado”.

La cuestión de la narrativa no es anecdótica y afecta a todo el escenario político, sacudido y nervioso tras el adelanto electoral, ávido además de hacer guiños a “los indignados” y sobre todo de recibirlos. He estado en encuentros informales entre personas muy activas del 15M y otras integradas en grandes organizaciones políticas tradicionales y todo lo que éstas últimas reclamaban era que los del 15M se declararan “de izquierdas”. Para poder comprenderles, otorgarles una categoría en su forma de ver el mundo y descansar en paz antes de seguir hablando.

Otro ejemplo de que no hablamos de un capricho ni una ocurrencia de Sol: antes del 15M, en el mes de enero, en la presentación en sociedad de Equo, el nuevo partido ‘ecosocial’, Daniel Cohn-Bendit soltó una perla que dejó fríos a algunos de los asistentes de más trayectoria: “Los ecologistas no somos ni de izquierdas ni de derechas”. Luego tuvo que matizar, ante la inquietud palpable: “Estamos contra la derecha y para cambiar la izquierda“.

Y de nuevo cito un tuit de DRY: ”Nosotros vamos más allá de ser de izquierdas o derechas. Son ideales que dividen a los que están abajo de la pirámide”, un argumento que bebe de la misma lógica que estas palabras de Ollanta Humala en la campaña electoral que le ha conducido a ser presidente de Perú: “Yo no soy de izquierdas ni de derechas; yo soy de abajo”.

Resulta que no estábamos presenciando la muerte de las ideologías sino la muerte de la terminología y puede que de algo más. Los sociólogos y politólogos ya nos dirán si es porque hablar de “conciencia de clase” del “proletariado” ya no tiene sentido para universitarios frustrados. O si es porque se ha baboseado tanto sobre el vocabulario de izquierdas que al final ha perdido su valor y, como ocurre con todas las palabras vacías, desaparecen. O porque la heterogeneidad y la obsesión por el consenso evita etiquetas para evitar escisiones. Si es porque el esquema ya no es trabajadores contra el capital sino representados contra representantes, o si es porque la red está construyendo una sociedad donde la inteligencia colectiva se nutre de eficacia de lo individual más que de la fuerza de lo colectivo.

No me digan que no está interesante la cosa.

 

Share on Facebook

2 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

Porqué creo que hay que desmontar las acampadas

Creo firmemente que la permanencia de la acampada de la Puerta del Sol durante otra semana es la mejor manera de, paradójicamente, acabar matando el Movimiento 15M. Matando de ‘éxito’. Pretendo suscitar algo de debate (esto lo llevaré a Sol esta tarde, supongo), y quizá muchos no estéis de acuerdo, pero creo que son puntos sobre los que habría que pensar.

–          porque las acampadas, más que ser un fin en sí mismo, es un símbolo. Y creo que han conseguido atraer a muchísima gente que en la vida se habría acercado, se habría planteado las reivindicaciones… y quedándose se conseguiría el efecto boomerang: mucha gente, la mayoría, empezaría a repudiar ya no sólo el campamento, sino el movimiento en general. Es lo difícil de evitar lo meramente anecdótico, haciendo que esto avance en el tiempo.

–          La gran pregunta desde el día 15 ha sido “¿Y después del 22-M?”. No se puede quedar esto en ‘las grandes masas de la semana pasada’ como fórmula o lema que justifique el quedarse. Como dice un amigo: “la movilización popular es puramente contingente. Hoy se produce y mañana, quizás, ya no”. Hay que seguir aprovechando el impulso, pero canalizándolo debidamente.

–          Lo interesante, repito lo mismo, ha sido cómo se ha atraído a la gente, y las campañas de imagen que han ampliado el espectro de la protesta desde un ‘núcleo duro’ reivindicativo al ámbito general de la ciudadanía. Y hay que seguir trabajando con esto y en este sentido.

–          “Que la fuerza y novedad del movimiento residen en su capacidad para aglutinar diversas opciones políticas en torno a una serie de demandas concretas.” Esta frase es de un amigo, y la copio-pego íntegra porque la suscribo al 100 %. Demandas concretas, el consenso mínimo que ha movilizado a tanta y tanta gente, que parece que se está olvidando.

–          Lamentablemente, las acampadas se van a ir cerrando en sí mismas, con un grupo reducido de gente – ese núcleo duro de antes – que dará vueltas a mil temas. No digo que esté mal dar vueltas a mil temas, pero si lo espectacular y fundamental del movimiento 15M ha sido la amplitud, la ‘autocombustión’ (el envolverse en sí mismo, quedando los mismos de siempre) y el ‘morir de éxito’ es el peor peligro que se puede correr.

–          Las asambleas y comités están bien, y los apoyo. Pero quedándose se va a producir el efecto contrario de lo que se busca, de nuevo: que se tomen decisiones en grupos muy reducidos, pretendiendo representar a decenas de miles, bajo esa legitimidad de “las masas de la semana pasada”. Las asambleas ‘ya existían’. Es decir, ya había movimientos sociales diversos hace 15 días, hace un mes, hace un año. Por tanto, el error es terminar volviendo al mismo punto de partida (“cambiar todo para no cambiar nada”).

–          Utilizando casi vocabulario de Intereconomía, la protesta pasaría de ser general a, ahora sí, sólo de “okupas y perroflautas” (lo que diría mucha gente). Esa es la imagen que se acabaría dando, desde mi punto de vista. La masa general se ha acercado porque se ve gente con la que se identifica, o con la que identifica a sus hijos, a su vecina, etc.

–          La gente no se puede manifestar todos los días durante dos semanas. Ni acampar durante dos semanas. Y según vaya perdiendo efectivos el campamento y la acampada, más fácil será un desalojo. Y un desalojo es lo peor que podría pasar al movimiento, a nivel de ‘puertas para afuera’. Y no olvidemos que lo que ha dado fuerza a este movimiento es esta extensión. Y muchos van a empezar a pensar “la calle es de todos”. En el sentido más amplio.

–          Y no he mencionado las elecciones. Porque los resultados ‘dan igual’. Me explico: es un movimiento desvinculado de los partidos políticos (que no apolítico, como bien se ha venido recordando a menudo), y el día de las elecciones es una frontera psicológica. ¿Por qué se ha hecho todo esto a partir del día 15M, y ha tenido éxito? Por las elecciones. Porque hacerlo, un suponer, el pasado mes de octubre no habría tenido ni eco ni sentido. El movilizar a la gente a partir de ahora será más complicado, pero creo que las próximas generales ha de ser el gran objetivo: ni quedarnos aquí, ni desintegrarnos. El día de las elecciones, como la acampada, es un símbolo. No es un fin.

Por lo tanto, creo que ir hoy todos a Sol, como lo hemos venido haciendo esta última semana, es fundamental. Vamos todos, para seguir diciendo “aquí estamos, queremos que se nos escuche, y nos vais a tener escuchar”, y luego entre todos, se desmonta en medio de una gran fiesta. Sí, fiesta. Porque este movimiento es enorme en todos los aspectos, porque no se queda aquí. Y el día 15 de cada mes, nos volvemos a concentrar todos en Sol. Y recordando los puntos básicos del movimiento 15M (democracia real, mayor y mejor representativad y participación, recorte y/o supresión de privilegios de la clase política, etc.).

Habrá mil ideas que se me habrán quedado en el tintero, pero bueno, más menos creo que he explicado el porqué de mi postura.

Un saludo

9 comentarios

Archivado bajo Sin categoría