Porqué creo que hay que desmontar las acampadas

Creo firmemente que la permanencia de la acampada de la Puerta del Sol durante otra semana es la mejor manera de, paradójicamente, acabar matando el Movimiento 15M. Matando de ‘éxito’. Pretendo suscitar algo de debate (esto lo llevaré a Sol esta tarde, supongo), y quizá muchos no estéis de acuerdo, pero creo que son puntos sobre los que habría que pensar.

–          porque las acampadas, más que ser un fin en sí mismo, es un símbolo. Y creo que han conseguido atraer a muchísima gente que en la vida se habría acercado, se habría planteado las reivindicaciones… y quedándose se conseguiría el efecto boomerang: mucha gente, la mayoría, empezaría a repudiar ya no sólo el campamento, sino el movimiento en general. Es lo difícil de evitar lo meramente anecdótico, haciendo que esto avance en el tiempo.

–          La gran pregunta desde el día 15 ha sido “¿Y después del 22-M?”. No se puede quedar esto en ‘las grandes masas de la semana pasada’ como fórmula o lema que justifique el quedarse. Como dice un amigo: “la movilización popular es puramente contingente. Hoy se produce y mañana, quizás, ya no”. Hay que seguir aprovechando el impulso, pero canalizándolo debidamente.

–          Lo interesante, repito lo mismo, ha sido cómo se ha atraído a la gente, y las campañas de imagen que han ampliado el espectro de la protesta desde un ‘núcleo duro’ reivindicativo al ámbito general de la ciudadanía. Y hay que seguir trabajando con esto y en este sentido.

–          “Que la fuerza y novedad del movimiento residen en su capacidad para aglutinar diversas opciones políticas en torno a una serie de demandas concretas.” Esta frase es de un amigo, y la copio-pego íntegra porque la suscribo al 100 %. Demandas concretas, el consenso mínimo que ha movilizado a tanta y tanta gente, que parece que se está olvidando.

–          Lamentablemente, las acampadas se van a ir cerrando en sí mismas, con un grupo reducido de gente – ese núcleo duro de antes – que dará vueltas a mil temas. No digo que esté mal dar vueltas a mil temas, pero si lo espectacular y fundamental del movimiento 15M ha sido la amplitud, la ‘autocombustión’ (el envolverse en sí mismo, quedando los mismos de siempre) y el ‘morir de éxito’ es el peor peligro que se puede correr.

–          Las asambleas y comités están bien, y los apoyo. Pero quedándose se va a producir el efecto contrario de lo que se busca, de nuevo: que se tomen decisiones en grupos muy reducidos, pretendiendo representar a decenas de miles, bajo esa legitimidad de “las masas de la semana pasada”. Las asambleas ‘ya existían’. Es decir, ya había movimientos sociales diversos hace 15 días, hace un mes, hace un año. Por tanto, el error es terminar volviendo al mismo punto de partida (“cambiar todo para no cambiar nada”).

–          Utilizando casi vocabulario de Intereconomía, la protesta pasaría de ser general a, ahora sí, sólo de “okupas y perroflautas” (lo que diría mucha gente). Esa es la imagen que se acabaría dando, desde mi punto de vista. La masa general se ha acercado porque se ve gente con la que se identifica, o con la que identifica a sus hijos, a su vecina, etc.

–          La gente no se puede manifestar todos los días durante dos semanas. Ni acampar durante dos semanas. Y según vaya perdiendo efectivos el campamento y la acampada, más fácil será un desalojo. Y un desalojo es lo peor que podría pasar al movimiento, a nivel de ‘puertas para afuera’. Y no olvidemos que lo que ha dado fuerza a este movimiento es esta extensión. Y muchos van a empezar a pensar “la calle es de todos”. En el sentido más amplio.

–          Y no he mencionado las elecciones. Porque los resultados ‘dan igual’. Me explico: es un movimiento desvinculado de los partidos políticos (que no apolítico, como bien se ha venido recordando a menudo), y el día de las elecciones es una frontera psicológica. ¿Por qué se ha hecho todo esto a partir del día 15M, y ha tenido éxito? Por las elecciones. Porque hacerlo, un suponer, el pasado mes de octubre no habría tenido ni eco ni sentido. El movilizar a la gente a partir de ahora será más complicado, pero creo que las próximas generales ha de ser el gran objetivo: ni quedarnos aquí, ni desintegrarnos. El día de las elecciones, como la acampada, es un símbolo. No es un fin.

Por lo tanto, creo que ir hoy todos a Sol, como lo hemos venido haciendo esta última semana, es fundamental. Vamos todos, para seguir diciendo “aquí estamos, queremos que se nos escuche, y nos vais a tener escuchar”, y luego entre todos, se desmonta en medio de una gran fiesta. Sí, fiesta. Porque este movimiento es enorme en todos los aspectos, porque no se queda aquí. Y el día 15 de cada mes, nos volvemos a concentrar todos en Sol. Y recordando los puntos básicos del movimiento 15M (democracia real, mayor y mejor representativad y participación, recorte y/o supresión de privilegios de la clase política, etc.).

Habrá mil ideas que se me habrán quedado en el tintero, pero bueno, más menos creo que he explicado el porqué de mi postura.

Un saludo

9 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

9 Respuestas a “Porqué creo que hay que desmontar las acampadas

  1. http://mousikeutherpe.blogspot.com/

    Completamente de acuerdo.
    Hay que seguir pero canalizando todo este movimiento de otra manera. Creo que las acampadas y manifestaciones han sido, o deberían ser, el inicio. Ahora toca pasar a la siguiente fase.

  2. fer

    Compañero!xDD

    Y si quitamos la acampada, qué hacemos?Dónde nos reunimos?A dónde vamos?Fíjate que a mí me parece más peligroso sacar esto a los barrios, en donde nos podemos pegar la ostia padre…Todavía está todo muy, muy verde, no se sabe qué propuestas concretas hacer, ni en qué va a terminar el movimiento. Mejor quedarnos juntitos, sabiendo dónde encontrarnos, que irnos a casa o que proponer 3 ideas vagas en un manifiesto.

    Disiento en que un desalojo sea lo peor que puede pasar. Un desalojo fue lo que llevó a más gente a Sol. Si la imagen que se proyecta es pacífica, eso siempre acrecienta la legitimidad del movimiento.

    Me da la sensación de que, para variar, somos muchos arquitectos y pocos obreros. Todos (me incluyo) sabemos cómo NO hay que hacer esto. Pero nadie propone una alternativa. Lo que nos gusta rajar…

    • ¿Dónde nos reunimos? ¿Qué hay de los lugares propuestos el día 28? El trabajo de minería de los barrios es fundamental, y el largo plazo más importante que la acampada como cosa coyuntural.

      Sobre las propuestas, ¿qué quieres? ¿Presentar propuestas cual partido político, en cada área especializada, o subrayar la importancia de lo que nos ha movido a todos en primer lugar? Creo que el consenso básico es fundamental…

      Sobre el desalojo, sí, es lo que llevó a la gente a Sol en primer lugar, pero – y con todo el respeto del mundo – un campamento de “perroflautas y okupas” (volviendo al vocabulario de Intereconomía), del núcleo duro contestatario de Madrid, va a terminar siendo rechazado por mucha, demasiada gente. Ya no es sólo el pacifismo, sino también la ‘campaña de imagen’ lo que cuenta.

      Rajar y opinar nos gusta a todos, y todos sabemos qué no hacer. Pero creo que la reflexión siempre es buena… Igual que la acampada y lo que ha pasado del 16 a hoy mismo ha sido espontáneo, hay que verlo de esa manera, como movimiento de base. No somos un partido político, y pedirnos un programa es un error.

  3. Creo que está bien que se quede unos días más la acampada en Sol, pero no más, ahora lo hablaba con mi compañera de piso: está pasando que se quiere abarcar demasiado y exigir muchos cambios a la vez que lo que acabarán haciendo es que mucha gente se desvincule de todo esto. No hay que olvidar por qué gente de distinto “pelaje” y/o forma de pensar se unió: estamos hartos del paro que no deja de crecer, de que haya recortes que nos aprieten más y más el cinturón hasta asfixiarnos, de jóvenes sobradamente formados que son explotados como becarios, de gente que pierde sus casas por impago y aún así la deuda con el banco permanece… De todas esas “pequeñas” tragedias personales que son las que nos han unido. Y todo esto mientras se anuncia a bombo y platillo que los bancos y grandes empresas están generando más beneficios que el año anterior en plena crisis, nuestros políticos viajan en primera clase y cobran pensiones vitalicias con unas cifras desorbitadas, una ley electoral un tanto injusta a la hora de repartir los votos, y políticos salpicados por casos de corrupción que se presentan y salen elegidos por goleada (esto último que me lo expliquen, por favor, sobre todo lo de la C. Valenciana). Es en estos puntos en los que habría que centrarse.
    Querer abolir los toros, eliminar la energía nuclear y sustituirla por renovables y todo lo demás que se pide me parece bien (yo soy la primera a favor), pero no es el momento y además habrá gente que esto le parezca bien y otra que no, y hay que debatirlo, pedir eso ahora está fuera de lugar y sólo hará que gente identificada en un principio con este movimiento se desencante y lo abandone.
    Se ha conseguido en una semana algo impresionante, ha atraído a muchísima gente aquí, en todo el país, y fuera, es mucha gente pidiendo un cambio en lo que ya he citado, no la fastidiemos ahora por pretender pedir cosas que no tienen nada que ver con lo que nos movilizó a todos en un principio (y no le demos entonces la razón a Intereconomía y sucedáneos).
    La acampada de Sol (y el resto) deberían permanecer unos días más y luego ser desmontadas, ya se están organizando asambleas de barrios para mantener vivo el movimiento, y estaría bien seguir haciendo manifestaciones; todo esto se puede canalizar de otra forma sin necesidad de mantener el campamento, que cada vez va a tener menos sentido que esté (desde mi punto de vista, claro).

    P.D. 1:Aparte, empieza a ser una atracción turística, cosa que no me gusta nada.

    P.D.2: Vaya chapa he soltado…

  4. fer

    Los barrios suponen descentralizar el movimiento, que está muy bien, pero sigue siendo necesario un punto de encuentro general. Y no me vale el FB. E insisto: habrá barrios muy implicados, y otros donde haya 4 personas. Y a lo mejor el movimiento no es más que lo que hay, 20.000 personas, diseminarlas puede ser el fin.

    Sobre las propuestas, la dirección que está tomando el movimiento es la de realizar demandas muy concretas en función de diferentes áreas. Y para eso hay que afinar mucho.

    En cualquier caso la pregunta sigue siendo la misma desde el primer día: ¿en qué queremos que fructifique ésto?En un partido?En un movimiento?(lo cual es difícilmente sostenible?). O se trata de arengar a la gente?De mostrar que la ciudadanía es activa y que quiere tener más capacidad de decisión?A eso no hay respuesta, y como no la hay mejor juntitos en Sol, pensando.

  5. Se podrían hacer “concentraciones semanales”, por ejemplo, es lo primero que me ha venido a la mente.

  6. fer

    buf….no sé, yo tengo la sensación de que en cuanto se disuelva el campamento la gente se va a olvidar….

    Jaime, yo no estaría tan preocupado por lo que diga Intereconomía, porque hagas lo que hagas van a rajar del movimiento. Y claro que hay perroflautas, pero cuanta más gente vaya y lo vea con sus propios ojos, menos manipulación habrá.

  7. Precioso. Una voz disonante y por fin hay debate en este blog😛

    En primer lugar, un vínculo de Nacho Escolar: http://www.escolar.net/MT/archives/2011/05/cuatro-propuestas-para-una-democracia-mejor.html. Subrayo: “Es un consenso de mínimos. Yo soy antinuclear, defensor del Estado aconfesional, partidario de abolir la tauromaquia y contrario a la Ley Sinde. Pero me gustaría creer que de Sol pueda salir algo en lo que esté de acuerdo la mayoría más amplia de la sociedad, no sólo los que piensan como yo.”. Básicamente, creo que es lo que dice Mar. Y estoy bastante de acuerdo contigo, de hecho. Aunque ya te digo, una fiesta para desmontar hoy evitaría problemas (ya se habla de posible desalojo a las 5:00 AM de mañana martes).

    Fer, a ver, no estoy preocupado por lo que diga Intereconomía, sino por lo que se ve en general. Un colega decía que había estado esta noche bastante tarde, y que eso parecía una casa okupa, con ambiente guay, pero una casa okupa. Y me dirás que eso es capaz de atraer a mucha de la gente que ha venido estos días, ¿no?

    Si el objetivo es encerrarnos en nosotros mismos, guay, pero el tema de los barrios también se puede enfocar hacia informar a la gente más a nivel de calle, en sus ambientes cotidianos.

    Se corre el riesgo evidente de que esto se fragmente y se quede en nada, pero algo periódico se podría hacer. Dice Mar lo de las concentraciones semanales, pero creo que curro en barrios a nivel semanal, y concentraciones mensuales sería una buena solución.

    Y joder, no olvidemos el consenso que nos ha agrupado a todos. Que eso es lo que ha hecho que todos hayamos estado en Sol, y volvamos.

  8. Escolar lo ha “clavao”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s