Una manita de reflexiones antes de dormir

Cuasi abandonada la creación propia, dejo con unos cuantos pensamientos que me vienen a la cabeza ya que estamos.

1)      WikiLeaks, la sacrosanta Libertad de Expresión, y el Capitalismo: Otra de las inesperadas – o no – consecuencias de la macro-filtración de 250.000 documentos secretos y confidenciales (que tampoco voy a contar mucho, que para eso están los periódicos) es que se confirma que a las grandes empresas, o al capitalismo, o a los gobiernos, se la pela la libertad de expresión. Eso que siempre se había más o menos sospechado, pero que muchas veces bajo el pseudo-slogan de ‘El capitalismo equivale a democracia’, o el capitalismo es sólo posible bajo la democracia, pues otra vez más prueba ser… mentira, como tantas cosas. Mentira de la chunga. Tampoco descubro el agua caliente, o la luna, o la rueda, me temo. Porque lo de China ya apuntaba maneras, la reacción de EEUU y otros (muchos) países a las filtraciones demuestran que a) debido a que hemos cedido nuestro poder a los gobernantes, y no que los gobernantes son nuestros representantes, el que sepamos las cosas es malo. Muy malo. Lamentable. ¿Cómo puede ser eso? Rinzewind, mientras escribo esto, ha colgado en Las Penas del Agente Smith un post que copio-pego íntegro: “Defina hipocresía”.

When it comes to the flow of information, I think that the more freely information flows, the stronger the society becomes, because then citizens of countries around the world can call their own government to account.

(Cuando se trata de flujos de información, creo que cuanto más libremente circule la información, más fuerte será la sociedad, porque entonces los ciudadanos de los países del mundo pueden pedir responsabilidades a su propio gobierno.)

Barack Obama, noviembre de 2009, en China.

Even in authoritarian countries, information networks are helping people discover new facts and making governments more accountable.

(Incluso en países autoritarios, las redes de información están ayudando a la gente a descubrir nuevos datos y a hacer a sus gobiernos más responsables.)

Hillary Clinton, principios de 2010.

Cortesía de Íñigo Sáenz de Ugarte: defina ironía.

Más sobre esto gracias a John Naughton en el Guardian: Live with the WikiLeakable world or shut down the net. It’s your choice.

John Naughton escribe en el artículo mencionado justo una línea más arriba: “There is a delicious irony in the fact that it is now the so-called liberal democracies that are clamouring to shut WikiLeaks down […] What we are hearing from the enraged officialdom of our democracies is mostly the petulant screaming of emperors whose clothes have been shredded by the net. Which brings us back to the larger significance of this controversy. The political elites of western democracies have discovered that the internet can be a thorn not just in the side of authoritarian regimes, but in their sides too”.

Se decía que con la crisis se iba a refundar el capitalismo. Y luego va a resultar que el capitalismo nos refundará a nosotros. Y ahora con las filtraciones nos van a redefinir la democracia, o qué se supone que es el chiringuito que hay montado ahora. El emperador está desnudo, hace lo que se le pone en las narices, y nosotros además aplaudimos y pensamos ‘bueno, son cosas de gobierno’. No, cojones, no. Nosotros se supone que teníamos algo de poder. Algo. Se supone.

Si el tema de las filtraciones no es para hacer acampada delante de las Embajadas de EE.UU., y protestar en la calle hasta perder la voz, ya casi que no se lo que lo será. Si todos estos que se llenan la boca con las palabras ‘democracia’ y ‘libertad’, y ahora están como están por esto son capaces de que no arrastrar el morro por la acera por el doublethinking tan acojonante, no se… Que Chávez, Ahmadineyad, Hu Jintao o gente así ponga a parir a WikiLeaks y a Assange, normal. Que los otros sean peores que Eduardo Inda, es preocupante.

Y luego están las empresas. Los de siempre. Cuyos objetivos cada vez quedan más definidos. Amazon, PayPal, MasterCard, etc. Estos cabrones (y más) han comenzado a retirar apoyo a WikiLeaks, ya sea en forma de alojar la web, de no permitir donaciones, etc. Pero que estos – y muchas más empresas – no apoyen la libertad de expresión, no sorprende.

El mismo Rinzewind colgaba en Facebook la siguiente pregunta: Si el que filtró los documentos se los hubiese pasado al NY Times en lugar de a WikiLeaks, ¿habría orden de busca y captura contra Keller?

Yo no se, pero que los tejemanejes absolutamente más maquiavélicos y sucios de nuestros representantes se hagan públicos… ¿cómo cojones puede ser malo? Que durante el absolutismo, dictaduras, o cabronadas similares no se supiese nada… normal. ¿Pero no vivíamos en países donde la libertad de expresión? Aquí sólo se han contado hechos, cosas que han dicho representantes de un país en muchísimos países del mundo, sobre los gobernantes de éstos países. Como el nuestro. ¿Cómo puede no ser eso – publicar los documentos – libertad de expresión?  (OJO, que aquí el medio no difama a nadie, sólo publica copias de documentos que en ningún momento se han considerado falsos, ni por los propios estadounidenses). Leer ‘El derecho a la información diplomática’, en El País del 6 de diciembre (AKA ayer)

Hay que plantearse tantas cosas… ¿en qué carajo de sistema político vivimos? ¿No era la soberanía popular o algo por el estilo? ¿No eran los parlamentarios nuestros representantes? Parece que no mucha gente se plantea en qué cojones de chiringuito de trapo vivimos. Pero deberíamos.

Se busca. Por traficar con pornografía de los emperadores desnudos follándose a la Señora Justicia. (@ Las Penas del Agente Smith - http://rinzewind.org/)

2)      Mucho de lo dicho anteriormente, aplicar al terreno económico. Pero sobre todo: ¿en qué leches de tinglado vivimos? Siempre me pregunto cómo coño será posible que los malditoshijosdeputa que hundieron el barco, que nos dirigen (y no, no me refiero al Ministro precisamente), que dejan a la gente en la calle mientras ellos – de alguna manera – ganan más dinero, y que hacen que paguemos todos los platos – rotos y no rotos, pero habrá que comprar vajilla entera para conjuntar -, duermen por la noche. Porque supongo que duermen por la noche. Y son capaces de leer un periódico y ver los putos efectos de la puta crisis, de los ERES y demás, y seguir bebiendo el café mañanero como si de mirar el Facebook se tratase.

¿En qué mentalidad podrida cabe eso de que lo que vale es el máximo beneficio, sea como sea? En serio que lo pregunto. Porque no me cabe en la cabeza.

3)      Los libeggggales: en general, pero hoy dos, sólo dos. Concretamente. Gallardón y Aguirre. Aguirre y Gallardón. Una por ir triturando la educación y la sanidad de todos, la pública, la que garantiza los mínimos (y se supone que intenta tener calidad) para todos. ¿Cómo es posible que se den becas a los padres que mandan a sus hijitos a colegios privados? ¿No habíamos quedado que el Estado – o administraciones, pa’l caso – se debía mantener al margen para ‘favorecer el libre mercado’ (Liberales dixit). E ir jodiendo la imagen de Madrid allá por donde pasa, porque cada vez que abre la boca lo hace para a) amenazar b) reírse de otro c) insultar d) avergonzar al personal e) inaugurar algo que no está ni acabado f) hablar sobre las supuestas bondades del liberalismo (destacar las famosas loas al ahora rescatado país de Irlanda y sus políticas de liberalización). Y el otro por hipotecarnos para muchos, muchos años, y luego quejarse porque no se le da más pasta. Porque el muy cabrón cae bien. Y eso, es muy cabrón, y el tipo tiene los bolsillos peor que yo, de agujeros hablo. Porque tirar de crédito, los que puedan, pues allá ellos. Pero que la deuda de Madrid sea casi el 25 % de la deuda de TODOS los municipios de España… Tela. Mucha tela. Y luego a llorar al Gobierno. Y a quejarse porque no nos ayudan. Nene, que hacer castillos con lo que no se tiene hace que las cosas se caigan. Y otra vez: pagaremos los platos los mismos (gran idea la de Espe, de vender patrimonio del Ayuntamiento – de los madrileños, para entendernos – para sanear deuda). Y francamente, me jode sobremanera que este pedazo de animal quiera presentarse a la Presidencia de Gobierno (a ver si le dejan, también). Pero que la otra se presente… ya lo dije: Como salga Aguirre como Presidenta del Gobierno, yo me piro. Y por favor, que el último que salga del país que cierre la puerta y apague la luz.

Seamos coherentes, señores: si las cosas van bien, no vale ir exigiendo medidas de liberalización, mientras que cuando van mal se pide la intervención estatal.

Pero la coherencia… ¿dónde se habrá quedado?

4)      Y hablando de coherencia, estoy hasta los huevos del doublethinking de la prensa (y lo que no es la prensa) española, de las consignas lanzadas porque yo lo valgo, sin plantearse nada más que hacer daño o beneficiar a unos o a otros. Y no sólo el periódico más vendido de este país (que merece un capítulo aparte, y un libro en la antología del disparate), sino todos. Enric González lo ha planteado tantas veces – como oasis en medio del desierto, también hay que decir – que da rabia tener que repetirlo: ¿qué es el periodismo? ¿Qué quiere conseguir? Vale, esta es fácil: la pasta. ¿Cuáles son sus principios? ¿Qué tipo de periodismo queremos?

Que esto no viene de hoy, porque me haya dado por aquí. Pero ya que estamos, lo decimos.

5)      ¡Visca’lBarça! Que ya que estamos con la manita de reflexiones, pues eso. Que para manita, la de hace una semana en el Camp Nou.

Share

Share on Facebook

3 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

3 Respuestas a “Una manita de reflexiones antes de dormir

  1. Sout

    Hay una cosa que no acabo de compartir sobre Wikileaks. Me parece un hallazgo tremendo el curro de esta gente. Han acarreado un impacto social y periodístico a la altura cuando sus revelaciones han denunciado posibles delitos que deben conocerse, como lo que contaron sobre las torturas en Irak. Y me parece que a su líder se le está persiguiendo porque le quieren silenciar y abortar sus actividades, evidentemente. Ahora bien, ¿cuál es el valor noticiable de los últimas revelaciones que han hecho? Que si ZP podría entender el inglés, que si la Kirchner es tomada por disminuida, que si el Berlusconi, el otro, el de la moto… Estos son movimientos que hacen todos los países en secreto y me da la impresión de que, en este caso, las nuevas revelaciones no aportan nada sustancioso. Y El País las está explotando porque tiene la exclusiva, claro, sino puede que no llamaran tanto nuestra atención.
    En fin, que Wikileaks me parece algo revolucionario a todos esos niveles, aparte de suponer un ejercicio pleno de valentía, pero creo que deben profundizar en asuntos auténticamente trascendentales y no en movimientos que, a mi juicio, no pasan de lo anecdótico.

    • Obviamente, hay revelaciones y revelaciones. No es lo mismo el tema de las presiones por el caso Couso que eso de que el embajador italiano tiene una opinión negativa de Berlusconi. Pero es también interesante cómo los estadounidenses – o mejor dicho, sus diplomáticos – ven a los países y a sus representantes, porque siempre da una idea de las relaciones que hay. Por ejemplo, sobre el tema Berlusconi-Putin y su afinidad a nive Onvre, eso no ‘extraña’. Pero cómo este medió entre EEUU y Rusia, o cómo ayuda a empresas rusas, mantiene a su embajada en Moscú en la sombra más oscura… pues es interesante.
      La diplomacia no deja de ser un juego de ajedrez en muchas ocasiones, en las que se busca manipular a los agentes para conseguir los objetivos propios. Y por tanto, ese análisis de los agentes da luz sobre bastantes cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s