Nick Hornby

What came first, the music or the misery? People worry about kids playing with guns, or watching violent videos, that some sort of culture of violence will take them over. Nobody worries about kids listening to thousands, literally thousands of songs about heartbreak, rejection, pain, misery and loss. Did I listen to pop music because I was miserable? Or was I miserable because I listened to pop music? (High Fidelity)


Para quienes sólo tengan una vaga idea de las tácticas futbolísticas, el fútbol total fue una invención holandesa que partía de la flexibilidad de todos los jugadores presentes en el terreno de juego. Los defensores tenían que atacar, los delanteros tenían que jugar en el centro del campo: fue la versión futbolística de la postmodernidad, y a los intelectuales les entusiasmó. (Fiebre en las gradas)

Señores y señoras, con todos ustedes, Mr. Nick Hornby.

¿Quién es Nick Hornby? ¿En serio preguntáis eso? Vaya… Bueno, vale: Nick Hornby es un señor bajito y calvo que creció en el oeste de Londres (Maidenhead) supongo que tendrá unos… a ver, en 1968 fue a su primer partido de fútbol (Arsenal contra el Stoke City, si no recuerdo mal, en Highbury), y tendría 10 años… Vamos, unos 54 más menos. Está casado, tiene un hijo autista, estudió Literatura en Cambridge… y se dedica a juntar letras. ¿Cómo es que se todo esto (sin mirar la Wikipedia)? Pues porque, estimados lectores, soy un friki. Y francamente, raro es que sólo hubiese hecho una mención o dos sobre Nick Hornby hasta ahora. Pero este es el momento. No he tardado mucho, la verdad.

Bueno, haciendo un poco de genealogía… A Hornby le conocí – descubrí años más tarde – gracias a un banco, allá por principios de la pasada década. Sí, de los de sajarte a comisiones y demás. El caso es que nos dieron (bueeeeno, a mi no, a mi madre) un reproductor de DVD cuando eran lo más mejor, y chorrocientas películas. El caso es que venía una llamada Alta Fidelidad, y un día nos la pusimos en familia. Mi padre, al acabar, preguntó: “¿Qué hemos visto? ¿Una película, o qué ha sido?” Yo estaba fascinado con Rob Gordon, Laura, la música, Barry, Marie De Salle, Championship Vinyl, listas de 5 elementos más adecuados para situaciones… Todo. Me encantó.

El caso es que allá por 2004 estaba un buen día limpiando la barra en mi trabajo, y descubrí un objeto misterioso, conocido en algunos ambientes como ‘libro’. Era del rollo este de BookCrossing, así que lo cogí. Era High Fidelity, de un tal Nick Hornby. Lo cogí, me lo llevé a mi casa, y lo dejé en barbecho. No tenía huevos para leerlo. De verdad. Me lo leí, y tardé la tira porque fue el primer libro completo que me leí en inglés por voluntad propia. Y en el colegio tampoco leí mucho en inglés, la verdad…  ¡Y joder, vaya manera de estrenarme! Al poco de empezar empecé a recordar la película (que me la puse de nuevo antes de ir a UK para ‘escuchar cosas en inglés’, y lo único que saqué en claro fue asshole), y empecé a montar las piezas del puzzle. Y a partir de ahí empecé a seguirle más, a comprar y leer más libros, a ver películas de adaptaciones de sus libros, etc. Y ser fan. Y excepto Todo por una chica, todas sus novelas me las he leído al menos dos veces (algunas 3 e incluso 4).

En fin, después de tanta cosilla arqueológica, ¿dónde voy? Pues a una de las grandes preguntas: ¿qué busco cuando leo un libro? ¡Ojala supiese la respuesta! Pero el tipo de escritura y los temas que trata me molan. Sobre todo cómo escribe. Mención especial a Alta fidelidad y a En picado. No sé, me parece que sin grandes pretensiones, ni vocabulario ni fórmulas complicadas hace un gran, gran trabajo. Y que es capaz de llegarme. ¿De qué habla? Hornby trata en general de 3 o 4 temas en sus novelas:

– el amor/desamor: pues como casi todos los escritores/cantantes/cineastas. Y se trata en… bueno, todas sus novelas. Normal. Y sólo hay que ver la cita de Alta Fidelidad más arriba.

– la desesperación y los problemas: Siempre salen, y es otro de sus grandes temas, aunque problemas muy diversos (desde suicidios hasta vídeos porno). Al fin y al cabo diría que una gran mayoría de narraciones de ficción se basan en la aparición de problemas y su solución, ¿no?.

– Fútbol: ¡Oé! Lo de Fiebre en las gradas es para otra entrada. Fokinfer, ¿te animas? Luego, en el resto de sus libros siempre hay referencias al fútbol – sobre todo al Arsenal, ¡obviamente! –, pero Fiebre en las gradas es el mejor libro de fútbol que hay (y no lo digo solo yo). Aunque al fin y al cabo lo del fútbol es una excusa para contar su vida, que a su vez gira a nivel psicótico alrededor de éste.

– Música: Grande, y bastante obsesivo. Igual que con las referencias futbolísticas, con la música es otro nivel. Desde la superespecialización de Rob Fleming en Alta Fidelidad hasta JJ en En picado, pasando por Will recomendándole grupos de rap a Marcus en Un gran chico o el fan psicópata en Juliet, Naked. Escucha y recomienda cosas muy raras a veces (como en 31 canciones), pero he podido descubrir algún tesoro (como Ben Folds) gracias a él. Thanks, Nick.

Luego tiene The Pollysylabic Spree y Shakespeare Wrote for Money, que son recopilaciones de sus columnas en The Believer, cuya sede tuve la suerte de visitar este verano. Y es que hasta ahí, en sus columnas sobre literatura y tal, no se tira el pisto, hace que tenga aún más ganas de irme a tomar unas pintas a la salida de un partido del Arsenal en el Emirates. Además, y lo destaco, siendo escritor admite que no es un crimen (ni mucho menos) dejarte un libro a medias, que en mes de mundial no se lee mucho – o nada en absoluto, en su caso -, que deja libros en la estantería cubriéndose de polvo sin ser nunca leídos, etc. Vamos, como cualquiera de nosotros, creo yo.

Creo que es eso lo que me gusta de Hornby, como he dicho más arriba. Que en sus historias cuenta cosas normales (bueno, alguna no es tan normal, pero no se pinta con aires de extravagancia, sino como si nos pudiese pasar de verdad), con una narración normal, sin grandes extravagancias, con diálogos y descripciones que hacen que veamos la escena totalmente. Y las historias son buenas, dentro de esa supuesta simplicidad.

¿Algún autor de que os consideréis fans? ¿Hay algún autor del que buscáis todo (o casi todo) lo que ha escrito? ¿Soléis leer varias veces el mismo libro? ¿Qué os parece Nick Hornby? ¿Cuál es vuestro libro favorito de Honrby, o a cuál le tenéis afecto especial, y por qué?

En las clasificaciones… Pues cronológicamente, los principales libros y tal (no todo, que si no me tiro la vida): Fiebre en las gradas (Fever Pitch): Fuckin’ Masterpiece (¿sí, qué pasa?); Alta fidelidad (High Fidelity): Fuckin’ Masterpiece; Un gran chico: Mooola;  Cómo ser buenos (How To Be Good): Mooola; En Picado (A Long Way Down): Mooola; Todo por una chica (Slam): Bastante bien (el más flojillo, la verdad); Juliet, Naked: Mooola.

Share

Share on Facebook

3 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

3 Respuestas a “Nick Hornby

  1. Rectificación: ‘Todo por una chica’ creo que baja a la categoría Regulero.

  2. Pingback: ¿Por qué (re)leer? « ¡Qué Bonito Es Criticar!

  3. Pingback: Top 5: One-Hit Wonders « ¡Qué Bonito Es Criticar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s