Archivo de la etiqueta: Fútbol

El Clásico (Reloaded)

Con la que se nos viene encima de clásicos, qué mejor que recordar la entrada hecha hace aproximadamente un año al respecto.

Para los que aún no se hayan enterado:

- LIGA, 16 de abril: Real Madrid Vs FC Barcelona. 22:00 h., La Sexta y autonómicas

- FINAL DE LA COPA DEL REY, 20 de abril: 100.000 vatios de potencia para acallar los pitos al himno, y un FC Barcelona Vs Real Madrid. 21:30 h., TVE 1.

- CHAMPIONS LEAGUE, 27 de abril: Real Madrid Vs FC Barcelona. 20:45 h., sabediós (supongo que Digital + y TeleEspe)

- CHAMPIONS LEAGUE, 3 de mayo: FC Barcelona Vs Real Madrid. 20:45 h., TVE 1.

Y que Dios nos pille confesados.

(Entrada del 9 de abril de 2010)

Mucho se ha escrito sobre fútbol más allá de su ámbito ‘natural’, desde Camus hasta Nick Hornby, pasando por Fernando Marías. Muchas canciones hay asociadas al fútbol, o alrededor del fútbol, desde las de Ska-P sobre el Rayo hasta el You’ll Never Walk Alone (¡vaya ejemplos más similares que elijo!). Y, por supuesto, hay películas de todos los colores sobre fútbol, desde ese Silvester Stallone haciendo de portero parapenaltis en Evasión o victoria hasta Buscando a Eric, que no es tanto sobre fútbol, pero Cantona siempre implica fútbol, haga lo que haga. Pero este no es ni el lugar ni el sitio de hacer recuento sobre TODO lo escrito/cantado/realizado sobre fútbol. Esta semana, como dos veces cada temporada, es semana de Clásico. A eso vamos.

Entonces, ¿qué hay sobre el Madrid y el Barça? Vamos, digo, más allá de DVD’s de los clubes, documentales sobre temporadas o jugadores, discos horterazas con canciones ultras, biografías de jugadores, de expresidentes y directivos, libros sobre historia del club, etc. Intentaré ver algo sobre los vínculos entre estos dos equipos y la ‘cultura’ (WHAT?? Culqué? ¡Fúmbol! ¡Queremos fúmbol!). Veamos, que formen los equipos:

CINE, SERIES, ETC.:

Real Madrid CF:

Zinedine Zidane, un portrair du 21e siècle (2006), brillantemente traducido como Zinedine Zidane, como un sueño. Sí, seguramente entra dentro de la categoría de ‘documental’, pero aquí no. Porque esto es mío y lo clasifico como quiero. El caso es que sale ‘sólo’ un partido, un Real Madrid – Villareal de… ¿2005? No me acuerdo, la verdad.

Real: La Película (2005). No es coña. Está en IMDB. Y debe ser cojonuda, sí.

Torrente 3 (2005): Iker Casillas (AKA ‘El internauta’), Guti, e Iván Helguera tienen una aparición estelar, por lo visto. No he visto la película, ni creo que la vaya a ver nunca. Pero ahí está.

FC Barcelona:

¡Una serie! ¿Alguien llegó a verla? Se llamaba Delantero (Traducción literal de All in the game, como todos sabemos), y era una especie de biografía de Gary Lineker, de cuando fue a jugar al Barça.

Oliver y Benji. Sí. ¿No os lo creéis? Pues Oliver Atton… ¡Ficha por el Fútbol Club Barcelona! . Hay hasta una página de Facebook para los que se disgustaron con la noticia.

Le pèlerin de Camp Nou (2006). Primeras noticias, la verdad. Una película… ¿¿¿sudanesa??? El gafapastas ortodoxo que llevo dentro está entre retorciéndose porque es sobre fútbol (caca, caca, caca) y gozando por ser una película sudanesa. Y mi yo cafre está sufriendo el efecto contrario: ¡Fútbol! ¿¿Sudán?? Hay drojjjjas de por medio. Habrá que verla. Nunca termino de hacer caso al gafapastas ortodoxo. Una lástima, sí.

MÚSICA:

Real Madrid CF:

Lo primero que viene a la cabeza es Plácido Domingo, y su interpretación del himno del centenario, compuesto por el ex-Mecano José María Cano. Horroroso, tengo que decir. Creo que Ramón Calderón terminó volviendo al himno antiguo. No le culpo. Decir que en la web del Real Madrid hay varias interpretaciones de su himno. ¡Anda, coño, como el PP! (Una pena que no encuentro en la página dónde escuchar semejantes estropicios. No puedo mirar mucho rato seguido)

Luego tenemos que recordar la aparición estelar como corista del nunca realmente ponderado -y y casi ex-madridista -Guti en el último álbum de Joaquín Sabina, en la canción ‘Tiramisú de limón’.

FC Barcelona:

También himno. Pero esta vez Serrat, cantando el Cant del Barça en el centenario, sin versiones. A pesar de lo lamentable del sonido, ahí está. Y queda bastante mejor que el himno operístico de Domingo, desde mi punto de vista.

Los Planetas, La Copa de Europa. Se dice, se cuenta, leí una vez en una fuente totalmente no fiable que Jota hizo esta canción en honor/por/ gracias al gol de Koeman en la final de Copa de Europa de 1992 en Wembley. Además, en Un buen día sale una mención a Raúl: ‘he bajado al bar para desayunar y he leído en el Marca que se ha lesionado el niñato’. Gran tipo el Jota.

LITERATURA:

Aquí es más complicado. A nivel de las letras me cuesta más pensar en algún ejemplo, o buscarlo. Parece que aquí sí que encontramos más problemas entre este ámbito y el balompié. Pero vamos, se me ocurre la ‘rivalidad’ de Vázquez-Motalbán y Javier Marías, por ejemplo, que cada uno desde sus columnas defendía sus colores (que luego Marías por ejemplo recopiló en Salvajes y sentimentales donde a-saber-por-que-complejo se pasaba la mitad de las columnas defendiendo el antifranquismo del Real Madrid tras la Guerra Civil y el apoyo del abuelo Patxi al Atlético de Aviación). Pero no caigo de libros que hayan aprovechado el tirón y hablado de estos equipos. Seguro que alguna pequeña referencia sale por ahí, pero nada muy específico. Así que se agradecen colaboraciones (como en las categorías anteriores, claro)

¿Sabéis de libros, películas, canciones, series, loquesea de ficción/semi-ficción, relacionado con el Madrid y el Barça? ¿Sabéis de jugadores de ambos equipos que hayan aparecido en películas o así? ¡Vamos, sed valientes! 


Share on Facebook

1 Comentario

Archivado bajo Sin categoría

QBEC: Un año vista (y galería de fotos)

El pasado viernes 1 de abril, este, vuestro blog, cumplió un añito. Era Semana Santa, hacía buen tiempo, la alergia asomaba, Madrid estaba desierto, y ¡Qué Bonito Es Criticar! comenzaba. 

Desde entonces muchas cosas han pasado, aunque no tantas por aquí. Decía en el Manifiesto Fundacional que el objetivo era escribir un par de veces con semana. Y sin ir más lejos, la última publicación es del 15 de febrero, quedando marzo como único mes sin escribir o copiar-pegar algo. Oposiciones, paro, trabajo, cambio de batcueva, cosas varias… vamos, que tampoco tengo obligación de actualizar esto en ningún momento, faltaría más.

El caso es que han quedado por ahora 62 entradas (5,16 al mes, 0,17 al día), 208 comentarios, 405 etiquetas, etc. Muchos artículos copiados – gracias a El País, The Sabotage Times, The Guardian y a Chapapote Discursivo, sobre todo – y el resto de producción propia, hablando de fútbol, de música, de cine, de libros, de Wikileaks, tonterías varias… Con 4463 visitas (ahora se vive de las rentas y el spam), el día de más follón fue el 21 de enero, cuando un artículo de Diego Manrique causó sensación, agitando la blogosfera con 56 visitas. De la producción propia, mi incursión en la crítica musical con el artículo sobre el concierto de The Bleach en septiembre ha sido el que ha triunfado – aunque en el global sean World Changing Gigs (Conciertos que cambian el mundo), que es un híbrido, y el que escribí sobre ‘La Librería’, de Penelope Fitzgerald. El mes con más visitas fue diciembre, con 533, y el que menos junio, con 142. Vamos, en pleno follón.

En fin, agradecer a todos los que me habéis leído, habéis dejado algún comentario, habéis encontrado algo gracias a Gúgel, etc.

Aprovecho para inaugurar el widget en la barra lateral que mostrará fotos que voy subiendo de Madrid a Flickr, que también ocupa un trozo en esta entrada.

Muchas gracias por su visita, y que siga la fiesta

DSCF0049 copy (2) DSCF0026 copy DSCF0062x DSCF0067
DSCF0054 copy (2) DSCF0063 (2)DSCF0067 copyDSCF0064 copy
La galería de JaimeJoAlon en Flickr.

8 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

El Clásico (de nuevo)

Ya hice otra entrada sobre El Partido Del Siglo allá por el mes de abril, con cancioncitas, libros y demás cosillas. Y esta vez, viendo que El Partido Del Siglo Realoaded ‘esta-vez-sí-que-sí’ es el lunes, copio-pego una del grandísimo Sid Lowe, periodista de The Guardian, Sports Illustrated y algún medio escrito más, y comentarista de La Sexta en ocasiones.  Así que os dejo con su última entrada en Sports Illustrated, que merece la pena leer (por lo menos para los futboleros).

Clásico hype goes into overdrive

Contrary to what you might have heard, the world will not end on Monday night. The sun will rise on Tuesday morning. And there is life beyond the clásico.* It’s just that right now, it doesn’t feel like it — it feels like nothing else matters, like no other games exist, like no other teams do. Every year Barcelona versus Madrid, already the biggest club game in world soccer, seems to get bigger. Even the old title seems worthless now. Derby? No thanks, this is the clásico. It’s even moved on from that. Now it’s the Super Clásico. Carry on like this and soon we’ll run out of superlatives.

And it’s certainly superlative. It’s almost ridiculous. These are the kind of teams you build playing Championship Manager. The kind of teams you could only build if you cheated playing Championship Manager — setting up two or three clubs at once and selling yourself all their best players while selling them all your rubbish ones for absurdly inflated prices. Whichever way you look at it, this is probably the most extraordinary club match there has ever been. Until the next time, at least.

In terms of talent per square meter, you could argue that there has never been a game like it. It is possible that no two teams have ever dominated the planet’s talent like Barcelona and Madrid do now. If the starting XIs are as anticipated, there will be 13 world champions on the pitch. David Villa, top scorer at the World Cup and the European Championships will be there. So will the last four — yes, four (Messi, Messi, Ronaldo, Kaká) — top scorers in the Champions League.

Speaking of them, the last two winners of the Balón d’Or will be there — and the extraordinary statistics presented by Leo Messi and Cristiano Ronaldo, statistics that got even better last weekend when both men scored hat-tricks, have already been covered. More than that, Messi and Ronaldo might not just be great players now; they are on course to smash historic records. Against Almería, Messi scored his 100th goal for Barcelona aged just 23. Ronaldo has just scored his 50th goal for Madrid. It took him only 53 games.

That’s just the start, just two men. The reason the last three Balon d’Or winners aren’t on the pitch is that Kaká is injured. The man who won it before that — Fabio Cannavaro — left Madrid, no longer considered good enough. And the man who won it before that — Ronaldinho — was also forced out, this time from FC Barcelona. This year’s winner is likely to be playing on Monday too: Andres Iniesta, Xavi Hernández, Iker Casillas, Leo Messi and Ronaldo are among the favorites. The only other man who could win it is Wesley Sneijder or possibly, at a push, Arjen Robben — and Madrid didn’t want either of them any more.

It’s not just that they are the very best players in the world but that all over the pitch, you find players who can lay claim to being the world’s best in their position. OK, almost all over the pitch: the world’s best left back probably won’t be playing on Monday (although if Marcelo continues to improve at this rate, who knows?). But the world’s best right back might. The world’s best center backs, too. And the world’s best central midfielders, the world’s best wide-men, the world’s best playmakers, and the world’s best strikers.

Real Madrid are the most expensive side ever assembled; Barcelona are the only team to have won six trophies in a row. Some believe that this is the greatest side they have ever had, the fruit of an extraordinary generation of talent built on over 20 years of footballing puritanism. Plus almost €150 million ($199 million) worth of players.

And as if all that wasn’t enough, they are managed by Jose Mourinho and Pep Guardiola. Two years ago, Guardiola won a unique treble of League, Cup and European Cup. At least it was unique until last May, when Mourinho matched the feat.

No wonder they seem almost unstoppable. In fact, in Spain it’s hard to avoid the conclusion that they really are unstoppable. Sure they wobbled at the start of the season but they have both won their last six games. At the weekend, their aggregate score against their opponents was 13-1. Yes, 13. Madrid scored five; Barcelona eight. Between them, they have 20 wins, 3 draws and a solitary defeat in 24 league games. They have scored 33 goals each. Ronaldo alone has more goals than nine teams.

Their dominance goes back further, too. Last season, Barcelona won 31 drew 6 and lost just one. Madrid won 31, drew 3 and lost 4. But two of those were against Barcelona. They might even have won 32 and drawn one game fewer but on the final day they already knew the title had escaped them and went through the motions against relegation-threatened Málaga, caring little about the result. They broke a historic record for the number of La Liga points, a record that went back over 70 years. The only catch was that Barcelona broke it too. Madrid finished on 96 points, Barcelona on 99.

Meanwhile, the season before, Madrid’s defeat to Barcelona — which left them with no chance of winning the league — saw them slip into depression and slump to five consecutive defeats. But before that they had gone into the clásico with just two defeats between them in 18 games each. That’s two defeats in 36 matches combined. In other words, not including the games in which they faced each other in total Real Madrid and Barcelona have won 111 of their last 132 games, losing just six between them. And look at last year’s stats again: but for the two clásicos, Madrid might have owned the league.

With each passing day, it does feel more and more like no other games exist, like no other teams exist. In a way, they don’t. Mourinho insisted that Monday night’s match would not be definitive but few really believed him. On the face of it, just 13 matches into the season, it is absurd but this is already being treated like a title decider. Scratch the surface a bit and it’s not even that absurd. You could certainly make a case for it being the first half of the title decider, with the second leg to come at the Santiago Bernabéu in April (and, incidentally, don’t be surprised if Mourinho treats it like that).

It feels like you can forget the other 36 matches. Of course the clásico is only decisive if both sides keep on winning the vast majority of their other matches, but the evidence suggests they will. No one can stop these two sides except each other: Ronaldo has never scored against Barcelona; Messi has never scored against Mourinho.

Cristiano Ronaldo called it a six-pointer. A 96-pointer, more like. No wonder everyone is acting like Monday is the end of the world, like there are no other teams, like there are no other matches. Like there is nothing after it. There is, but it won’t be the same. Maybe it’s the relentless hype, maybe it’s the excitement, maybe it’s the power of personality, the stardust sprinkled all over this game, maybe it’s the fact that we have been waiting for this since the season started, but right now it’s hard to avoid the feeling that something will shift on Monday night. Something big. The sun will rise on Tuesday but nothing will be the same again. On Tuesday morning we’ll already be counting down to the next one.

* Disclaimer: This column will not be held responsible in the event of the sun failing to rise on Tuesday morning or the world ending on Monday. There might not be life beyond the clásico.

Share

Share on Facebook

1 Comentario

Archivado bajo Sin categoría

Fútbol y religión

Sólo copio-pego (un día de estos volveré a hacer algún post original, pero hasta antonces…) un post de Notas de Fútbol, llamado ‘El Vaticano tendrá su propia selección de fútbol‘, de Gabriel Caballero. Lo que empieza como una noticia, y poco más, se convierte en un post muy divertido, rematando con D10S. Así que sin más, con ustedes:

He de reconocer que tuve que asegurarme de que no había dado un salto en el tiempo hasta el 28 de diciembre cuando leí la noticia de que El Vaticano tendría su propia selección nacional. Será en un amistoso para recaudar fondos y en el banquillo estará un ilustre entrenador y reconocido católico: Giovanni Trapattoni, actual seleccionador irlandés. El rival no deja de ser también curioso, pues la policía financiera italiana (Guardia di Finanza) se enfrentará al combinado católico bajo la dirección de Roberto Donadoni.

Los fondos irán destinados a Cáritas y a las familias de los agentes y el encuentro tendrá lugar en Roma. Los jugadores de El Vaticano serán escogidos entre los mejores de la Clericus Cup, que al parecer existe, y que reúne sus estrellas en el club Mater Ecclesiae, o los legionarios de Cristo, dominador de dicho campeonato. Tres años lleva disputándose esta competición que enfrenta a equipos formados por religiosos y seminaristas.

Como no podía ser de otra manera, la polémica está también servida en esta cita pues se prevén pocos italianos en el once de El Vaticano, y es que hasta el papal estado es incapaz de librarse de la Ley Bosman. Al parecer, en la prolífica cantera del estado más pequeño del mundo abundan los seminaristas brasileños y africanos, con lo que la selección vaticana podría aunar la magia de la canarinha y la potencia africana.

Los eclesiásticos futbolistas, que saltarán al terreno de juego con un entramado defensivo basado en la confesión y un sistema ofensivo con la oración como protagonista, confían en no tener problemas para tomar la pertinente Sangre de Cristo antes del encuentro, ya que las autoridades deportivas podrían interpretarlo como pretexto para ingerir bebidas alcohólicas antes de los partidos. Por otra parte, se espera que el sector más radical de la afición vaticana, Los Fieles, no produzcan altercado alguno durante el encuentro y postrimerías.

Se desconocen los detalles del combinado policíaco financiero, aunque fuentes próximas a la Guardia di Finanza aseguran que las desamortizaciones están en principio descartadas. Por su parte, Benedicto XVI no se ha pronunciado aún sobre la efeméride aunque los últimos rumores apuntan a posibles reuniones con Villar y Grondona con el fin de acordar un triangular amistoso en el lugar más inadecuado y en el momento más inoportuno.

Además de ser éste el primer paso para crear una selección oficial, es desde hace tiempo objetivo de la Santa Sede incluir una escuadra en el Calcio que con el tiempo consiga plantar cara a Milan, Juventus e Inter y que en su cruzada por Europa les lleve a enfrentarse a los diablos rojos de Manchester y acabar así con el mal que se cierne sobre Old Trafford. No se ha hecho esperar tampoco la propuesta de la iglesia maradoniana con el fin de jugar un amistoso con ánimo de lucro, no obstante, la petición ha sido finalmente desestimada por El Vaticano por herejía. Los mentideros aseguran que el propio Maradona estaba dispuesto a ocupar el banquillo maradoniano y así constituirse en jugador, entrenador y espíritu santo.

Al parecer, Dan Brown se habría hecho ya con los derechos del acontecimiento para su nueva novela acerca de un seminarista que en su camino hacia el fútbol profesional revela las oscuras relaciones históricas entre la religión y el deporte rey, donde el protagonista descubre un misterioso Grial de siglos de existencia con el escudo del Real Madrid.

Con este partido, por fin se cumplirá el reclamo que muchos pedían desde hace largo tiempo por el que algunos futbolistas jugasen con sotana para evitar caños. Aunque estoy seguro de que la gran mayoría de vosotros no tenéis ningún pecado en vuestro haber, que Dios nos coja confesados…

Share

Share on Facebook

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Top 5: canciones y fútbol

Dentro de la semana futbolera, después de la entrada sobre Maradona, el Top 5 se dedicará a canciones futboleras. Siendo incluso la mayoría de ellas (4), canciones apropiadas por el balompié, y que ahora muchos – o yo solo, en algún caso – asociamos casi exclusivamente al fútbol. Vamos, por no poner lo obvio de ‘Himno de la Champions’, ‘Himno del Atleti de Sabina’, ‘Cant del Barça’, etc. Que molan, pero… pasando.

5.- ‘Chelsea Dagger’, de The Fratellis. ¿’Chelsea Dagger’? ¿Por el equipo? Pues no. Misteriosamente, desde que leí un artículo de The Times sobre las peores 50 cosas del fútbol moderno – es la número 8 – , la asocio con el fútbol, y me imagino los resúmenes de los goles en Match of the Day o Estudio Estadio con esta música. Por lo visto es costumbre en algunos estadios cantar el estribillo – ese currao de ‘lololó lololó lololololo lololó lololó lololoooo’ – cuando hay gol… Habrá que verlo en vivo, espero.

4.- ‘When the Saints go marching in’. Pues sí. Tan mal estamos. O no tanto. Vamos, todo tiene una explicación. ¿Cómo pasa un gospel de funerales de Louisiana a convertirse canción de fútbol para muchos? Pues… a través del Southampton FC. ¿Jarl? Sí, porque al equipo se le llama el Saints, así que ya era cuestión de tiempo que se usase esa canción. Y en este link tenéis a la tribuna de Southampton cantándola (apreciad los grandes matices vocálicos), mientras que en el vídeo principal a Mr. Louis Amstrong. Que siempre mola.

3.- ‘He’s Got The Whole World In His Hands’. Otro gospel. Otro gospel con fútbol. Venga, a razonarlo. Pues básicamente, esta canción la empezó a utilizar el Nottingham Forest allá por 1978, en medio del ‘reinado’ del exitoso Brian Clough – recomiendo a los futboleros la película Damned United (2009) sobre sus 44 días al frente del Leeds United –, el año que consiguieron su primera liga (de cuatro… consecutivas) y el año antes de convertirse en campeones de Europa (título que conseguirían también al año siguiente). Estos señores adaptaron las letras originales, cambiando el título por ‘We Have The Whole World In Our Hands’, adaptándola al fúmbol, e incluyendo en los versos la plantilla y el cuerpo técnico (“We’re gonna win / We’re gonna win everything /  So stand up and and sing for Cloughy the king / (Cloughy, Cloughy, Cloughy…)”). Y la letra original es así – versión de la gran Nina Simone –, mientras que la adaptada es de la siguiente manera:

2.- ‘Three Lions’, de Baddiel, Skinner & The Lightning Seeds. La única de aquí que fue hecha ex profeso para el fútbol. Fue hecha para la Eurocopa de 1996 de Inglaterra, pero se ha utilizado desde entonces – incluyendo una versión para el Mundial de Francia de 1998, y otra con Robbie Williams y Russell Brand para el Mundial de Sudáfrica de este año – para animar a los ingleses en sus grandes éxitos futbolísticos. Lo que además mola de la canción – o me gusta a mi, vamos – es que no habla mucho tampoco de las grandes hazañas, sino que mete muchas coñas y muchos fallos de la selección inglesa (“England’s gonna / Throw it away / Gonna blow it away […] So many jokes, so many jeers / But all those oh so nears / Wear you down
Through the years
”), pero también da algo de esperanza (“I know that was then, but it could be again”). Vamos, sólo comparemos con el ‘A por ellos’ del Mundial de 2006, starring Luis Aragonés, RBaúl, Míchel Salgado, el cantante de Los Inhumanos…

(PD: Al loro la entonación de los teutones a partir de 3:43, en la celebración del triunfo en Frankfurt)

1.- ‘You’ll Never Walk Alone’, del musical Carousel de 1945. La canción futbolera por excelencia, ¿no? A principios de los 60, el Liverpool FC empezó a utilizarla, y en 1963 el grupo Gerry & The Pacemakers la grabó (una de las múltiples versiones que hay) en lo que pasó a ser el himno oficioso del Liverpool. De hecho, su versión es la utilizada en la megafonía del estadio para – lo que veo como una cagada – guiar en el cántico, como podemos ver en este vídeo. Mucho mejor cuando no hay megafonía, como en Estambul en 2005. Pero para ilustrar el número 1, elijo a Elvis, que para eso es El Rey.

Share

Share on Facebook

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría